16/11/10

Un milagro

Nunca se dice que cuando Jesús convirtió el agua en vino los abstemios protestaron.


No fue un milagro a gusto de todo el mundo.

1 comentario:

Javier de Navascués dijo...

Sin ironía: nunca hay milagros a gusto de todos.