3/12/13

Videando

video

  video

          Aquí van un par de vídeos que he hecho con lo primero que he encontrado por ahí, revolviendo en mi ordenador, entre mis fotomontajes antiguos. "Faces 2" y "The city that never sleeps". Como me dijo alguien una vez, no recuerdo la frase exactamente: "No eres creativo, no eres inteligente, no eres brillante. Simplemente… tienes internet".

2/10/13

Una tontería bonita de internet

Enjoy! Este es un chico, músico, que como proyecto de fin de carrera se ha fabricado este instrumento fabuloso en plan Les Luthiers, el Rimba Tube, hecho de tubos de PVC; y este es su video de promoción. Chapeau!

¿Y si salvamos el sol?


Fabuloso anuncio

http://www.youtube.com/watch?v=nLwML2PagbY

Las gallinas son sabias, siempre lo he dicho. Aquí unas, de la mano de Mercedes Benz, nos enseñan cómo mantener la cabeza en su sitio. Algo muy difícil. Clic en el enlace para verlo.

27/6/13

Maravilla (botánica)


















          Su nombre, Maravilla (Calendula officinalis) lo dice todo, pero por si no fuera suficiente, como tantas otras plantas tiene muchos más. Y aun más hermosos: flor de todos, maravilla tudesca y reinita son algunos ejemplos. La maravilla tiene flores anaranjadas y se da en todo tiempo. Decora los campos por todas partes en Europa.
          Esta planta salía mucho en los libros de Enid Blyton, y los niños españoles de mi generación creíamos entonces que se trataba de una flor inglesa. Eso era porque a los traductores de aquellos libros les parecía más mono poner caléndula que poner flor de muertos o, simplemente margarita, que es el nombre por el que se la conoce popularmente en España.
          Tournefourt la recomendaba en infusión para abrir el apetito y Leclerc aseguraba que su consumo evitaba los dolores de la regla. La maravilla florece todo el año, lo que en su caso (recuerden que se llama flor de muertos) resulta de lo más natural.

10/6/13

Chick Corea


El mes pasado publiqué este artículo en La Región. Así que aquí está el verdadero Chick Corea (clic en la imagen para verlo ¡y escucharlo!). Acompañado por los siempre fabulosos Kin García (contrabajo) y Noli Torres (batería).



YO ABRACÉ A CHICK COREA

          Como casi siempre toca hablar de lo malo, hoy voy a hablar de algo bueno. Algo bueno de aquí y del futuro. De Gabriel Peso. Porque a pesar de la crisis, con gente como Gabriel hay esperanza.
          Gabriel es un chaval de Pontevedra. Tiene veinticuatro años. Simpático. Hablador. Un poco loco como fuimos todos a los veinte. Es pianista de jazz. Premio a la Excelencia Musical de la Fundación Paideia 2012. Y dará más que hablar.
          Lo conocí por su profesor de piano en el Conservatorio de Música de A Coruña, Alberto Conde, amigo y gran músico orensano. O neoyorquino. Alberto es de donde haga falta, no tiene límites. Y Gabriel es su alumno diez. Sus dedos recorren el piano como si hubieran sido bendecidos por los dioses en alguna liturgia extraña y secreta que no podemos entender. Escucharlo es emocionarse.
          En una comida Alberto me pidió que hiciera el diseño de un CD que le edita a Gabriel la Fundación Paideia y yo, después de ver y escuchar a Gabriel en internet, acepté. El chico es un mago del piano. De esos que solo se ven una vez. Quedamos un día para conocernos y él, un chaval menudo, sonriente, vino a hacia mi con la mano extendida para estrechármela. Le dije que no. Que de ninguna manera.
          – Quiero un abrazo.
          Me lo dio.
          – ¿Por qué? –preguntó después.
          – Porque este verano –le contesté–, me voy a hacer una camiseta que ponga "Yo abracé a Chick Corea".
          – Se echó a reir.
          Diseñé el disco y el libreto. A Alberto y a Gabriel les gustó. Está por ver si le gusta a la Fundación. Creo que les va a parecer demasiado moderno, pero es igual. Me siento especialmente orgulloso de un texto del interior que dice así:
          "En la película El Pianista de Roman Polansky, el protagonista, Wladyslaw Szpilman interpretado por Adrien Brody en una escena de gran intensidad emocional, toca el piano haciendo volar los dedos sobre las teclas pero sin rozarlas para evitar ser descubierto por los nazis. La melodía sin embargo suena poderosa e inmensa en su interior.
           Las manos del joven Gabriel Peso vuelan también sobre el teclado como ángeles. Pero en su caso para regalarnos toda la riqueza y emoción de su música que como la que sueña Szpilman, también vive y crece dentro de él. Esa música, el jazz, que como se ha dicho es la única música que a través de nuestros pies nos llega directamente al corazón.
          Hablar de virtuosismo en el caso de Gabriel Peso resulta fácil, pero es menospreciar las horas que dedica al piano y casi menospreciar su alma. Mejor escucharlo y disfrutarlo, ya que al hacerlo entendemos por qué Nietzsche pensaba que sin música la vida sería un error."
          Me estoy haciendo la camiseta, pero por supuesto pone lo que tiene que poner: "Yo abracé a Gabriel Peso". Busquen a Gabriel, escúchenlo y sueñen. No tienen que darme las gracias.

7/5/13

Tres peces


















Tres peces de una charca habían desarrollado diferentes sistemas para evitar ser capturados por los pescadores. Uno se escondía siempre en el fondo; otro se hacía el muerto y el tercero nadaba a crawl muy rápido. Los tres métodos eran buenos.

La tortuga laúd


















Una tortuga laúd iba de aquí para allá vagando por el océano, tocando una música tan hermosa y melancólica que nadie ni nada podía resistirse a aquella melodía. Todos los peces, las rocas, las algas, las olas y el mar entero se detenían fascinados al oirla pasar. Si a esta tortuga se le preguntaba su nombre, mentía y decía que se llamaba Orfeo.

11/4/13

Un imán



















          Un niño tenía un imán en propiedad. No un guía espiritual mahometano, sino un imán de verdad; de los que atraen los metales. Era un imán muy potente. Por eso cuando el niño iba de paseo y llevaba el imán en el bolsillo se le iban pegando al cuerpo todos los objetos metálicos que había cerca. Era un problema porque al llegar a casa, en lugar de un niño normal parecía el hombre de hojalata. Había que quitárselo todo de encima y algunas cosas eran muy difíciles de despegar. Además, con toda aquella chatarra el niño pesaba muchísimo y no había quien lo moviera.
          Después sus padres tenían que clasificar los objetos uno por uno: los tenedores y cucharas por un lado, las llaves por otro, los tapacubos de coche por otro...  y referenciarlos para devolvérselos a sus propietarios. 
          Este niño tenía terminantemente prohibida la entrada en París, porque el alcalde de la ciudad temía que se le pegara la Torre Eiffel. 

14/3/13

El flautista de Hamelín


          Como todo el mundo sabe, el flautista de Hamelín tenía una flauta mágica con la que atraía a los niños tras de sí. Pero lo que hacía el flautista con ellos siempre ha sido un misterio. Con la misma flauta también atraía ratones... pero esa es otra historia.
          Durante años el flautista fue acumulando niños en una cueva de la montaña. Eran tantos que tenía que tenerlos apilados unos sobre otros, porque si no, no cabían. Los niños estaban tan apretados que ni siquiera podían moverse y se aburrían mucho. Había tantos que el flautista no sabía que hacer con ellos y eso le preocupaba. No paraba de darle a la cabeza pensando qué podría hacer. Además, como tocar la flauta le ayudaba a pensar estaba todo el día tocando y eso no hacía sino aumentar el problema, porque cada vez venían más y más niños. La montaña estaba a reventar. 
          Por fin un día encontró la solución: los reunió a todos en grupos de once e hizo una liga de futbito. Como sobraba uno lo puso de árbitro... y los niños se lo pasaron bomba.

El millonario y su nariz


          Un multimillonario aborrecía la forma de su nariz. Tanto le disgustaba que por fin un día, aunque le iba a costar dinero, decidió recurrir a la cirugía estética. Entonces contrató a los mejores cirujanos del mundo y les pagó enormes fortunas para que operaran al resto de los hombres, a fin de que todos tuvieran una nariz igual la suya.
          Al principio la cosa fue bien pero después, con el tiempo, el millonario comprobó con consternación que los hijos y nietos de todos aquellos hombres no heredaban aquellas narices parecidas a la suya, sino unas normales; como las que habían tenido sus padres y abuelos antes.
          Y se sintió engañado por el destino. Murió así: convencido de haber sido objeto de una broma cruel.

Un sapo


          Un sapo iba diciendo por todas partes que era un príncipe, pero nadie lo creía. Como ya estaba harto decidió ir a palacio y exponer el asunto directamente al rey. Al verlo llegar el rey, al igual que hacía con todos sus súbditos, lo saludó diciéndole:
          – ¿Qué te trae por aquí, hijo mío?
          Y al sapo aquello le bastó.

5/2/13

Hotel Europa



















Cuatro hombres armados con kalashnikov acribillaron un autobús camino de Alejandría. Diecisiete ancianos murieron en el acto. 
          Casi al mismo tiempo, en el bazar de Jan el Jalili, una joven egipcia fue violada por un comando de la Yamaa. Es lo que pasa los viernes. Los viernes la vida se paraliza en El Cairo. Un crucero por el Nilo en hoteles de lujo, hoy no cuesta nada. Y En el Valle de los Reyes, en Luxor, y en Abu Simbel los antiguos faraones tiemblan otra vez y los ladrones de tumbas hacen su agosto... robando a los vivos.

(De “Los hombres-bomba no van al Paraíso”)

Damasco



















 Un comerciante de tabaco se excusa ante un oficial del ejército. Este mismo oficial, más tarde, interroga a una mujer. Ella llora. Después, el oficial firma un documento y lo entrega a un subalterno. Cuando la mujer vuelve a casa su esposo le dice: “Has decidido perdonarme”. Pero ella contesta: “No. Nunca lo haré”.

(De “Los hombres-bomba no van al Paraíso”)

Susan Barbier


El treinta de agosto de mil novecientos ochenta y nueve, una mujer blanca de veintinueve años de edad en la ciudad de Detroit, despertó a altas horas de la noche y rompió a llorar. 
          ¿Alguien puede explicar esto?

(De “Los hombres-bomba no van al Paraíso”)

13/1/13

Gracias por llamar

          Escribí este cuento en el año 2002, creo. Le había añadido humor, pero no muchas exageraciones. El servicio de venta de entradas de Caixanova funcionaba exactamente así. Me doy cuenta ahora de que en cierta forma todo el asunto de las Cajas, las preferentes, etc., se veía venir. Debimos habernos dado cuenta antes.

          – Gracias por llamar al servicio telefónico de venta de entradas para espectáculos de Caixanova. Esta llamada es gratuita, al igual que su tiempo. Si desea escuchar esta información en gallego, pulse 1; en euskera, pulse 2; en catalán, pulse 3; en bable, pulse 4; en inglés, pulse 5; en francés, pulse 6; en italiano, pulse 7; en un idioma aleatorio, pulse 8; en español, pulse 9. Si no le gusta ninguno de estos idiomas espere y le atenderá una operadora en suajili.
          – 9.
          – Le recordamos que esta conversación está siendo grabada por su propia seguridad, y sobre todo por la nuestra. El hecho de comunicárselo, aparte de ser obligatorio para nosotros en virtud de la Ley de Protección de Datos, nos permite además, alargar el tiempo medio de su llamada, con lo que logramos dos objetivos complementarios:
          1) Sacarle de sus casillas.
          2) Obtener un pequeño pero jugoso beneficio en virtud de los acuerdos que Caixanova ha establecido con las diversas compañías de telefonía que operan en nuestro país.
          Le recordamos que desde este servicio usted podrá reservar y comprar entradas con toda comodidad para cualquiera de los extraordinarios espectáculos y eventos culturales de nivel internacional que Caixanova programa en las principales ciudades gallegas, ya que al ser una Caja de Ahorros la ley nos lo impone así. Que si no, iba a tener usted teatro, danza o música, por aquí.
          Por favor, siga atentamente las instrucciones y no se equivoque o deberá empezar de nuevo. Si desea entradas para teatro, pulse 1; para danza, pulse 2; para conciertos, pulse 3, para...
          – 1.
          – Cuando oiga la localidad para la que desea entradas pulse cualquier tecla excepto almohadilla: Santiago, La Coruña, Lugo, Ourense, Pontevedra, Vigo...
          – 6.
          – Ha seleccionado Vigo. Espere, le atenderá una operadora.
          –...
          – Buenos días ¿en qué puedo ayudarle?
          – Hola, buenos días. Quería reservar 2 entradas para “Hamlet” el día 28 de octubre, en Vigo.
          – ¿Se refiere usted a “Hamlet”?
          – Sí. Hamlet, el príncipe de Dinamarca. Shakespeare. Ya sabe.
          – ¿El día 28 de octubre, en Vigo?
          – Exacto. Eso es lo que he dicho.
          – ¿Quiere palco o patio de butacas?
          – Patio.
          – ¿Ha dicho patio?
          – Sí, patio. P-A-T-I-O. ¿Es que no se dice así? 
          – Sí. Patio.
          – ¿Qué hay centrado?
          – En patio filas 28, 29, 31...
          – ¿Qué hay en las filas 7, 8, 6, 9?
          – Fila 6, butacas 31 y 33; fila 7, butacas 28 y 30; fila 8, butacas 33 y 35, estas son de baja visibilidad...
          – Pero, ¿cómo es posible? Creía que la venta se había abierto hoy a las 9 de la mañana.
          – Sí. Se ha abierto hoy a las 9.
          – Pero si son las 9 ahora mismo.
          – Lo siento. Es lo que queda. Si quiere centrado, filas 28, 29...
          – Está bien, está bien, ya vale. Me dijo que había en la fila 7. ¿Qué butacas?
          – 31 y 33.
          – Pues esas.
          – ¿Dos?
          – Claro. Son dos, ¿no?
          – ¿Con qué las va a pagar?
          – Con tarjeta. ¿O es que puedo pagar de otra forma por teléfono?
          – Me refería a si es una tarjeta de Caixanova.
          – No. ¿Qué quiere decir? ¿Es que tendría alguna ventaja si pagara con una tarjeta de Caixanova?
          – Son 64 euros. ¿Está de acuerdo?
          – Sí. Supongo.
          – Por favor, dígame su número de tarjeta.
          – 5007 2653 7765 6621
          – ¿Caducidad?
          – El 6 de 2014.
          – ¿Su nombre?
          – Alberto Fernández Docón.
          – ¿Dónde quiere recogerlas?
          – En la central de Vigo.
          – ¿En la central de Vigo, en la calle Policarpo Sanz?
          – Sí. Esa es la central, ¿o es que la han cambiado de sitio?
          – Espere un momento, por favor.
          – ...
          – Le confirmo la operación. Usted ha comprado 2 entradas para “Hamlet” el día 28 de octubre en el Centro Cultural en Vigo. Patio, fila 7, butacas 31 y 33. Se ha cargado en su tarjeta el importe, 64 euros. ¿Son correctos estos datos?
          – Sí. Pero no entiendo la pregunta. ¿Y si fueran incorrectos, qué?, ya lo ha cargado ¿no?
          – Las entradas están a su disposición a partir del próximo lunes 12 en la central de Caixanova de Vigo, en la calle Policarpo Sanz. Deberá recogerlas usted mismo, presentando su DNI, pasaporte y libro de familia numerosa, en el caso de que lo tenga, y aportando además la clave que le daré a continuación. Tome nota, porque no la repetiré. La clave es: WH1472FSD5569GN1354S22WYZQ13H. ¿Desea hacer alguna operación más?
          – No, gracias. Con el postoperatorio de esta ya tengo bastante.
          – Buenos días señor. Muchas gracias por utilizar los servicios de Caixanova.
          – ...