14/9/09

El tres, número mágico

El tres es un número mágico, esto es obvio. Segun parece los magos daban tres vueltas alrededor de la mandrágora antes de recogerla, y en la antigüedad había numerosos ritos y creencias relacionados con la tríada. Piénsese en la Santísima Trinidad, o en cómo se representa a dios con un triángulo; o en el hecho de que ya los griegos y romanos consideraban el trébol como un signo de buena suerte.


La historia está llena de cosas que vienen de tres en tres. Para agasajar a Apolo en su nacimiento Zeus le regaló una mitra, una lira y un carro. Y también a Jesús le hicieron tres regalos cuando nació. Además, el hijo de Dios vivió exactamente treinta y tres años. Ni uno más.


A veces el tres se interpreta en sentido contrario, como un mal augurio. Por ejemplo, en cierta ocasión en que el escritor ruso Pushkin se dirigía a Moscú, se cruzó con tres liebres y decidió suspender el viaje, pues pensó que aquello le traería mala suerte.


O sea que el tres es un número muy recurrido, y no sólo en las películas porno. Se echaba, y se echa mano de él para todo. En el mundo moderno en el que la magia casi ha desaparecido, el tres ha encontrado sin embargo un acomodo de primera en la música popular. El famoso chotís que empieza “Cuando llegues a Madrid, chulona mía, voy a hacerte Emperatriz de Lavapiés” lo usa en el estribillo: “Madrid, Madrid, Madrid”. Y también docenas de boleros y canciones como “quizás, quizás, quizás”, “volver, volver, volver”, o “chogüí, chogüí, chogüí” lo emplean con gran éxito.


Por supuesto hay multitud de variantes, y el tres no siempre se manifiesta con una repetición tan obvia como las citadas más arriba. Por ejemplo en “...me falta tu risa, me faltan tus besos, me falta tu despertar”, o en “...que es un soplo la vida, que veinte años no es nada, que febril la mirada”, también se esconde el tres, pero hay que fijarse bien para detectarlo.


Y es que el tres es muy listo. Para mi gusto un tres imbatible, de los mejores que conozco, es éste: “lo dudo, lo dudo, lo dudo”.

2 comentarios:

molano dijo...

A mi, megus, tamadrid, porque si, porque si, porque si...(chotis)

3 veces te engañé, 3 veces te engañé, 3 veces te engañé... (Paquita la del Barrio)

3 morillas me enamoran en Jaén: Aixa, Fátima y Mariem... (esas cosas que sabe uno)

Y los tres mosqueteros, las 3 Marías, los machucambos y el matrimonio de lady Di.

Al golpito dijo...

¿El tres en las películas pornos? ¿Existiría la posibilidad de recibir una explicación sobre eso? ¡Qué de cosas se pueden hacer con los impares!