18/10/09

La niña que vivía dentro de una ballena


Una niña que se llamaba Begoña vivía dentro de una ballena. Tenía allí sus libros, su cama y todo. La ballena era amplia y cómoda. Lo único que Begoña no podía hacer era cocinar dentro, porque a la ballena el humo le provocaba una tos horrible.


Begoña se levantaba muy temprano por la mañana. Se lavaba y arreglaba, y la ballena la depositaba en la playa a primera hora. Después Begoña iba al colegio, pues Begoña llevaba una vida normal.


Un día invitó a un amigo a casa. Cuando le enseñó la ballena por dentro, este no se lo podía creer.


– ¡Caray, qué suerte! Es genial vivir en una ballena, –dijo.


– No creas, –contestó ella–, tiene sus inconvenientes. Por ejemplo, no puedo cocinar porque a la ballena le da la tos.


– Ya. Pero siempre puedes comer sandwiches.


– Eso sí. ¿Quieres uno?


NOTA: He tenido la suerte de que un ilustrador genial, Bimbo, haya aparecido un día por casa y haya decidido usar este antiguo cuento mío y convertirlo en algo mucho mejor. Arriba la portada; el resto de las ilustraciones (y otras muchas cosas más) en su web: http://www.sbimbo.com/

2 comentarios:

Brujia dijo...

Desde ya seguiré pasando por aquí, este blog me regalo sonrisas. Gracias

Xoan Piñón dijo...

Fantástico conto Victor ! podería trasladarme ...