25/8/09

Cocodrilos (gastronomía)

Cocodrilos. Su carne es muy apreciada en África y Asia. En Europa no, porque no hay. Si los hubiera quizás sí y puede que entonces yo no estaría escribiendo esto, ya que me crié al lado de un río.


Antiguamente los guerreros de ciertas tribus africanas capturaban ejemplares jóvenes de cocodrilo y los alimentaban manteniéndolos bien atados. Cuando uno de los cocodrilos había crecido y estaba lo bastante gordo, le cortaban un pedazo de la cola y lo preparaban guisado, pues la carne de este saurio bien cebado tiene un sabor exquisito.


El cocodrilo no moría a consecuencia de la herida, por lo que unos días después cuando estaba medio curada los indígenas volvían a cortarle otro trozo, y así sucesivamente durante dos o tres semanas, o lo que podía sobrevivir el animal. Como cualquiera puede ver se trataba de una forma cómoda (y cruel) de tener carne fresca todos los días... aunque también peligrosa si el cocodrilo lograba soltarse. Esto que acabo de contar y parece una tontería increíble, no es que lo diga yo que ya sé que tengo poco crédito: es que lo dice Mircea Eliade.


Los cocodrilos son también ellos mismos excelentes gastrónomos, aunque comen demasiado rápido no paladean y suelen padecer frecuentemente digestiones pesadas. Un grupo bastante numeroso de estos saurios que vivía pacíficamente en los manglares de la isla de Ramree, en Birmania, se dió un fabuloso banquete en 1945 que incluyó entre otras delicatessen más de novecientos soldados japoneses bien frescos, que fueron consumidos todos crudos, sin ningún adobo.

1 comentario:

JOSÉ ÁNGEL HIDALGO dijo...

Me ha gustado mucho la primera parte. Sobre los japoneses, podría haber dado más juego.. gore.
Saludos.